Qué ver en Liébana

Este castañar centenario se encuentra entre los pueblos cántabros de Pendes y Cabañes, en el municipio lebaniego de Cillorigo de Liébana.
Llegar es muy fácil a través de una carretera estrecha pero en buen estado. Desde este lugar las vistas son espectaculares y se divisa la salida del desfiladero de la Hermida.

Mogrovejo está declarado Bien de interés cultural y Conjunto histórico. Alberga casonas de sillería y mampostería, con balconadas de forja, de los siglos XVI-XVIII, algunas dentro de grandes parcelas cercadas con altos muros y entradas monumentales.

Esta ermita se compone de una nave con tres tramos; en la capilla mayor hay una inscripción donde se lee la fecha de 1689, que es cuando se hizo el retablo. Éste contiene en la hornacina central una talla de San Tirso, policromada y popular.. Está en el monte Casillas, entre los pueblos de Ojedo, Frama y Cahecho.

Parece ser que las mandó construir el Marqués de Santillana, don Iñigo López de Mendoza, en el siglo XV. Las torres de Campo, pertenecieron a los Mendoza y se citan romo propiedad de don García Campo La Lama, en el año 1624, donde en un testamento se cita también a la iglesia de Santa Eulalia de Bores.

En el pórtico de la iglesia local está embutida una estela gigante cántabra de época romana, de 1,35 metros de diámetro y 20 cm de grosor. Tiene una inscripción que reza MON AMBATI PENTOVIECI AMB ATI Q PENTOVI-F-ANN LX HOC MOM POS AMBA TUSET-DOIDERVS-F SUI, que en español quiere decir Monumento de Ambato Pentovieco, de los ambáticos, hijo de pentovio, de 60 años.

Tal y como hacían los primeros peregrinos, la visita al Lignum Crucis en el Monasterio de Santo Toribio es visita obligada. En la Edad Media no se concebía peregrinar hasta Santiago de Compostela sin pasar por Santo Toribio, sin pasar por Liébana.

Se trata de un edificio " Monumento Histórico Artístico" compuesto por espacios que se corresponden con diversos momentos constructivos, con una cronología que se extiende desde el siglo XIV al siglo XVIII y unos estilos arquitectónicos que evolucionan desde formas góticas a formas renacentistas y barrocas.

De fundación atribuida a la familia de la Lama, fue construida en el siglo XIV. Perteneció a Tello, Señor de Liébana, hermano del rey Enrique II, e hijo de Alfonso XI. A partir del siglo XVI, y tras una serie de enfrentamientos por la posesión del señorío, fue casa solar de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, y de sus descendientes, la casa ducal del Infantado.

La parte cántabra es mucho más sinuosa, pues supone el ascenso desde casi el nivel del mar hasta lo alto de la Cordillera, y plagada de curvas de herradura y rampas de importante desnivel. Teniendo en cuenta que el alto del puerto se suele considerar el límite de provincia, salva un desnivel de 1318 m, partiendo de Potes y pasando por Valmeo, La Vega y Bores, durante 28 km.

El origen de este templo es la antigua iglesia prerrománica del siglo IX que se encontraba en el lugar que hoy ocupa la capilla del cementerio. De sus restos se ha podido rescatar una celosía de piedra, de forma rectangular, con decoración sogueada de influencia asturiana que ha perdido su tracería y podría datar del siglo IX.

En Ledantes (Vega de Liébana), en la confluencia de los arroyos Valtiero y San Andrés, se conserva una pisa que estuvo en funcionamiento hasta el último tercio del pasado siglo. En 2007 se realizó una réplica de la misma, acompañada de un proyecto de urbanización del acceso al lugar donde se sitúa. Los restos de la pisa original se trasladaron al Museo Etnográfico de Muriedas.

La construcción del Teleférico de Fuente Dé fue idea de José Antonio Odriozola (expresidente de la Unión Europea de Montañismo), oriundo de la comarca del valle de Liébana. Diseñado por el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos José Calavera Ruiz y el arquitecto Ángel Hernández Morales, se comenzó a construir el 20 de noviembre de 1962 y fue abierto al público el 21 de agosto de 1966.

La longitud del cuerpo en los ejemplares adultos oscila entre 110 y 130 centímetros, a los que hay que añadir los 3 ó 4 cm aportados por la corta cola. La altura en la cruz es de 70-80 cm y el peso varía entre 20 y 30 kg. Los machos son mayores que las hembras, con los colores más oscuros y marcados y la cornamenta de mayor longitud.

¿De dónde viene el nombre de "Liébana"?
Liébana viene de la palabra "Lavinia"; la tierra del Vindius.

Hace unos años un argayo propició la aparición de un pequeño agujero por el que se podía acceder con dificultad al interior de una cavidad, que en un principio se pensó que podría ser una especie de bodega. Consultados algunos estudiosos se planteó la hipótesis de que fue una ermita rupreste.

Cuenta la tradición, corroborada en parte, que hacia finales del sigo III o principios del IV fue Santa Elena quien en el Monte del Calvario encontró tres cruces. Se habían producido hechos milagrosos, como la resurrección de un muerto al ponerle en contacto con una de las cruces. Se identificó esta cruz como aquella donde había sido crucificado Jesús.

Cuenta la leyenda que las fuerzas de Don Pelayo, eran poco más de 300 combatientes. Con ellas esperó a los musulmanes en un lugar estratégico, de los Picos de Europa cuyo fondo cierra el monte Auseva, donde un atacante ordenado no dispone de espacio para maniobrar y pierde la eficacia que el número y la organización podrían otorgarle.

En el pueblo de Lebeña, finalizando el Desfiladero de la Hermida a su entrada al Valle de Liébana, encontramos uno de los monumentos más viejos del pasado cristiano de Cantabria; la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña del s. X.

El Beato de Liébana vivió en la segunda mitad del siglo VIII y se supone que nació en Aniezo. Era el Abad del monasterio de San Martín de Turieno, que hoy conocemos como Santo Toribio.

Desde los montes lebaniegos escribe estas obras que marcan la historia de la religión cristiana:

En Piasca, en el valle de Cabezón de Liébana, nada más pasar el pueblo que lleva este nombre, encontramos un cruce a mano derecha que nos lleva a Piasca, donde se encuentra el antiguo monasterio y templo de Santa María de Piasca, que constituye el mejor ejemplo del románico en Liébana. Fue declarada Monumento Nacional el 4 de julio de 1930.

Historia

Prueba navegar por la fotog

El Tejo; árbol sagrado. 'taxus baccata'. Árbol conífero de crecimiento muy lento, puede llegar a vivir más de mil años. Probáblemente debido a esta extraordinaria longevidad, los pueblos celtas lo tenían como el icóno de inmortalidad y era considerado un árbol sagrado.

Sabemos esta ermita data de finales del siglo X, ya que aparece en el Cartulario del Monasterio de Santo Toribio de Liébana, por lo tanto, se considera que fue construida ese mismo siglo.

En La Casa del Oso en Liébana, distribuida por tres amplias salas, el visitante puede conocer la relación entre los humanos y los osos a lo largo del tiempo, desde la época en que su caza estaba restringida a la nobleza hasta la situación actual, en la que la sociedad está seriamente comprometida en su recuperación.

DECLARADA PRIMERA COLECCIÓN MUSEOGRÁFICA PRIVADA DE CANTABRIA

El Valle de Liébana, en los Picos de Europa