La Virgen de la Salud

ImprimirEnviarDescarga
La Virgen de la Salud
Fecha evento:
El 2 julio

En las praderías de Áliva en pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa se celebra esta fiesta, declarada de Interés Turístico.
El 2 julio suben los vecinos del Valle de Camaleño, Valle de Liébana e incluso vecinos de Asturias por caminos de alta montaña.

Empieza al realizar una ofrenda de velas y flores a La Virgen de la Salud, tras ello se desarrolla una misa solemne con procesión.
Hay música regional, bailes tradicionales y torto que reparte el ayutamiento a los vecinos y visitantes de la festividad.

Más información

Es una fiesta de gran tradición en todo el Valle, pero sobre todo en Espinama y Pembes, los dos pueblos más próximos.

No se trata, sin embargo, de una tradición multicentenaria pues originariamente la ermita situada en Áliva estaba dedicada a San Pedro Advíncula, según se puede leer incluso en documentos de principios del siglo XX (y retrocediendo en el tiempo en otros del siglo XVII), celebrándose la fiesta el día primero de agosto. Tiene, por tanto, la ermita una larga historia. A la fiesta del uno de agosto asistía la Corporación de Camaleño, gran parte de los habitantes de los pueblos del valle, los pastores que guardaban las cabañas de vacas en el Puerto de Áliva y los queseros que fabricaban los quesos en las cuevas del Río Duje. El tamboril y la pandereta entretenían a la juventud con los bailes de jota hasta muy entrada la tarde.

Según la Asociación El Ciliembru, que estudia las tradiciones lebaniegas, el cambio de advocación de S. Pedro a la Virgen de la Salud se produjo a finales del siglo XIX, cuando «entre los muchos jándalos que partieron de la Montaña, un joven de Pembes, de apellido Posada, quiso probar fortuna en Sevilla. Como allí tenían gran devoción a la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de la Salud, el ilustre lebaniego quiso demostrar que él también le profesaba sentida y filial devoción. Compró una preciosa imagen de la Virgen de la Salud, la envió a Pembes y por los vecinos del pueblo fue llevada a la Ermita de Áliva.

Los sacerdotes del valle de Camaleño, como la celebración de la Visitación de la Virgen se celebraba el 2 de Julio, eligieron ese día para la celebración todos los años de la fiesta solemne de la Virgen de la Salud. Comenzaron a celebrarse así las dos fiestas: la tradicional del primero de Agosto y la de la Salud del dos de Julio, prevaleciendo con el tiempo la del dos de Julio y participando únicamente los vecinos de Espinama en la del primero de Agosto hasta 1915-1920».

La celebración de la doble fiesta se recoge en el libro "Liébana y los Picos de Europa", publicado en Potes en 1913, en el que leemos que casi en la unión de las vegas de Campomayor y Campomenor «hay una ermita (1.470 metros) de humildísimo aspecto, que está dedicada a San Pedro Advíncula y que se inauguró en el año 1851. En las inmediaciones se celebran dos pintorescas romerías: la del santo titular, el día 1º de agosto de cada año, y la de la Virgen de la Salud el 2 de julio. A ambas acuden muchos romeros de Liébana y de los pueblos limítrofes de Asturias (Sotres, Bulnes y Tielve), presentando Campomayor en esos días muy animado aspecto con las comidas al aire libre y el tradicional baile de pandereta».

Lo que está claro es que la nueva advocación arraigó rápidamente. Como muestra de ello, me voy a referir a las celebraciones de los años 1913, 1915 y 1916 de las que se dió cuenta en el por entonces importante periódico comarcal "La Voz de Liébana"...

Visite el documento original de consulta en www.espinama.es

El Valle de Liébana, en los Picos de Europa